Licuado de remolacha: amor hepático

beet-juice-5-1-of-1

El hígado es el principal órgano desintoxicante. Este asombroso órgano trabaja duro, junto a los riñones, la piel, los intestinos y los pulmones, para mantener el cuerpo libre de toxinas y, por lo tanto, saludable, joven y lleno de vitalidad. Sin embargo, aunque lo pudiera parecer, no es un órgano con “súper-poderes” y puede verse superado por las circunstancias de vez en cuando (como cualquiera de nosotros 😉 bien dicen eso de “como es arriba, es abajo”). Este desbordamiento hepático puede ser consecuencia de la dieta, del estrés, del nivel de actividad y del medio ambiente que nos rodea, entre otros factores. Cuando se produce una sobrecarga de toxinas que el hígado es incapaz de manejar, estas sustancias se almacenan dentro de los tejidos, provocando una disminución de la calidad de vida.

Licuados para el camino hacia la salud plena

Mimar nuestro hígado es una forma de mimarnos a nosotros mismos, dado que favorecer la limpieza hepática favorecerá los mecanismos de desintoxicación natural del cuerpo, los mismos que te mantienen sano y vigoroso. Los licuados son una poderosa manera de apoyar la limpieza hepática, sin comprometer el proceso de curación natural del cuerpo. Esto se debe en gran medida a que permiten que no se tenga que gastar energía en digerir los alimentos, a la vez que se aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes que brindan su apoyo durante la desintoxicación.

Licuado Lyl (Love Your Liver)

Este licuado es un potente cóctel de vegetales que miman tu hígado, favoreciendo el proceso de limpieza:

Ingredientes (ecológicos por supuesto, 😉 )

  • 3 zanahorias grandes (sin piel)
  • 1 remolacha pequeña (sin piel)
  • 2 manzanas rojas
  • 6 hojas de Kale rizada (las puedes sustituir por espinacas)
  • 1 trocito de raíz de jengibre
  • ½ limón (sin piel)

Instrucciones

Pasa todos los ingredientes por la licuadora. Si no tienes un extractor de jugos o licuadora, prepara un batido añadiendo una o dos tazas de agua; puedes colarlo o no.

Obtendrás de dos a cuatro raciones, por ello guárdalo en un tarro de cristal en la nevera.

¿Por qué estos ingredientes?

He aquí una breve descripción de por qué se considera que estos alimentos son ideales para mimar al hígado en su impagable tarea de mantener nuestro hogar limpio y confortable.

IMG_8357

Remolachas y zanahorias

Las remolachas y zanahorias son vegetales con un contenido extremadamente alto en flavonoides y beta-carotenos (pro-vitamina A). Consumir estos ingredientes, junto con otros alimentos vegetales que contienen nutrientes similares, puede ayudar a estimular y mejorar la función del hígado en general.

Manzanas

Las manzanas contienen una importante cantidad de fibra. Además de la celulosa (el tipo más común de fibra, que se une el agua y aumenta la masa fecal), la manzana también es rica en pectina – un tipo muy especial de fibra con propiedades de desintoxicación muy excepcionales-.  A diferencia de la celulosa, la pectina no se une agua, sino que es soluble en agua. Y aunque no aumenta el volumen fecal, parece ser una sustancia excelente para disminuir el colesterol. También puede ayudar a eliminar los ácidos biliares de los intestinos, provocando un corto circuito en el desarrollo del cáncer de colon y los cálculos biliares. También es útil como agente quelante natural (de unión), facilitando la eliminación de los metales pesados ​​no deseados del cuerpo. En resumen, la pectina de la manzana facilita el manejo de la carga tóxica del hígado en el proceso de desintoxicación corporal.

manzana-roja,-hierba-170415

Col rizada Kale

Uno de nuestros más poderosos aliados en la limpieza del hígado son las verduras de hoja verde, en general, y la col rizada (Kale), en particular. Los greens se pueden consumir crudos (enteros, licuados, batidos, patés…) o cocidos. No obstante, si quieres aprovechar el inmenso poder de la clorofila, te aconsejo que aumentes tu consumo de verdes crudos. De esta manera aprovecharás su capacidad para absorber las toxinas que han llegado a tu torrente sanguíneo. Todas las verduras de hoja verde tienen la capacidad –aunque en diferente medida- de neutralizar los metales tóxicos, los productos químicos y los pesticidas. Así pues, los greens ofrecen un poderoso mecanismo de protección para el hígado.

jengibre

Jengibre

El jengibre se ha utilizado desde la antigüedad para la flatulencia, el estreñimiento, la hinchazón abdominal y otros problemas digestivos. Además de estos efectos gastro-protectores, los investigadores han descubierto que el jengibre puede ser eficaz para las úlceras relacionadas con el estrés. Así mismo, el jengibre destaca por ser un potente antioxidante y anti-inflamatorio, así como por su actividad analgésica, anti-microbiana y anti-pirética.

Limones

Los cítricos, como el limón, contienen altas cantidades de vitamina C, la cual ayuda a las enzimas hepáticas, que transforman los materiales tóxicos en sustancias más polares e hidrosolubles, para que puedan ser –tras su conjugación- eliminados del organismo. Beber jugo de limón o de lima recién exprimido por la mañana ayuda a estimular el hígado.

Un extra de amor hepático

Para los que quieran apoyar aún más su función hepática os sugiero que acompañemos este licuado con dos o tres nueces de Brasil como fuente de selenio y un puñado de semillas de calabaza como fuente de cinc, dos minerales esenciales para el buen funcionamiento de la detoxificación hepática.

nuez_de_brasil_0

Como apunte final me gustaría remarcar que no es recomendable excederse en la cantidad de remolacha que se consume, así que intenta que esta no supere el 5% de tu licuado.

Con Amor,

Natalia

Anuncios
Publicado en Alimentos saludables, Alimentos vivos, Información para una alimentación consciente, Propiedades terapéuticas, Vida alcalina, Vida sana | Etiquetado , , , , , , , , | 8 comentarios

AlK tip: Evita la fruta y verdura recubierta de cera

niña-mordiendo-manzana

Las frutas y verduras convencionales suelen estar recubiertas de cera para que luzcan mucho más apetecibles, para evitar la pérdida de humedad y los moretones causados por el transporte y, sobre todo, para aumentar su vida útil. Si compras verdura y fruta no ecológica deberías pre-ocuparte de saber qué tipo de cera lleva, aunque la vayas a pelar. Y créeme, en la mayoría de los casos, ni el propio tendero sabrá contestarte a la pregunta.

Las ceras no son todas iguales, pueden ser de origen animal como la cera de abejas (E-901) o la goma laca (E-904) -que se obtiene a partir de la secreción del insecto Tachardia lacca-; de origen vegetal como la cera de carnauba (E-903) -que se obtiene de las hojas de la palmera Copernicia cerifera– o la cera de candelilla (E-902) –que se extrae de la familia Euforbidacea-; de origen mineral como la cera montana (E-912) o la parafina; o de origen sintético (derivadas del petróleo) como las cera polietilénicas (E-914).

Sin embargo, la cera es el único motivo de preocupación ya que junto con ella se suelen utilizar otros compuestos  como: el alcohol etílico o etanol para mantener la coherencia, la caseína de la leche (una proteína relacionada con la alergia a la leche) como plastificante y para mejorar la extensibilidad de la película de recubrimiento, derivados de la colofonia (una resina natural obtenida de las coníferas) y para remate, es frecuente el uso de fungicidas como el tiabendazol, el imazalil o el ortofenilfenol.

Espero que te lo pienses dos veces antes de darle una mordida a la próxima manzana que se cruce en tu camino, y no precisamente porque Eva tenga nada que ver en todo esto, 😉 .

Desafortunadamente, la única manera que conocemos para eliminar la cera de los vegetales no orgánicos es quitar la piel, ya que el lavado no eliminará la cera o las bacterias atrapadas debajo de ella. Dado que muchas vitaminas y minerales se encuentran justo debajo de la piel, lo ideal sería que uses un pelador que elimine tan solo una fina capa de piel.

fruta ecológica

Las frutas y verduras ecológicas no están recubiertas de ceras sintéticas (derivadas del petróleo). Sin embargo, ciertas ceras están permitidos en los vegetales certificados como ecológicos, incluyendo la goma laca y la cera carnauba. Por supuesto, no todos los productores de frutas y verduras ecológicas utilizan ceras, así que si estás tratando de evitar cualquier cera te aconsejo que lo consultes con tu proveedor habitual o que busques uno que te ofrezca garantías. Y como norma, cuanto más local sea tu compra de verduras y frutas, tanto mejor. 🙂

Las frutas y verduras no orgánicas que suelen estar recubiertas de cera, y que deberías tratar de evitar lo máximo posible, son:

  • Pepinos
  • Pimientos
  • Berenjenas
  • Papas
  • Manzanas
  • Limones y Limas
  • Naranjas

keep calm

Publicado en Alimentos saludables, Alimentos vivos, Información para una alimentación consciente, Vida sana | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Qué ceno hoy? Hummus de Primavera Anticancerígeno

H_P_1

                                                                                                                                   Foto de Katie

Este delicioso hummus es una opción rápida, nutritiva y saludable para casi cualquier momento del día: encaja en las meriendas, como acompañamiento en los almuerzos, en las cenas y, por qué no, también en los desayunos. Es verde, cremoso y está lleno de sabor. Pero si quiero que te enamores por algo esta deliciosa receta es por uno de los alimentos más asombrosos que conozco: la rúcula. 🙂 . Como dirían Les Luthiers en El Cruzado, el Arcángel y la Harpía: ¡Rúcula, mi amor!

El poder de las crucíferas

La rúcula es una es una crucífera al igual que lo son: el brécol, la coliflor, la col o repollo, la col rizada, las coles de Bruselas, la col Bok Choy, el berro, los rábanos, las hojas de mostaza, el colinabo y el nabo. Las crucíferas son unas verduras únicas ya que son ricas en azufre, contienen unos compuestos maravillosos llamados glucosinolatos –que ayudan a nuestro organismo en la, a menudo extenuante tarea, de la desintoxicación- y constituyen la única fuente de indol-3-carbinol, molécula a la que se le reconocen propiedades anti cancerígenas (no sólo por la eliminación propiamente dicha de las células cancerígenas, sino también por reducir los radicales libres -los cuales favorecen el cáncer- y por facilitar la conversión de los estrógenos a formas menos promotoras del cáncer).

Los glucosinolatos matan el cáncer

De acuerdo con el National Cancer Institute, la capacidad de las verduras crucíferas para destruir el cáncer reside en los glucosinolatos – un gran grupo de compuestos químicos que contienen azufre-. Estas moléculas –indoles, tiocianatos e isotiocianatos– se vuelven biológicamente activas durante la masticación y la digestión, lo que les permite impedir el crecimiento de células cancerosas.

Las investigaciones sugieren que esto sucede porque los glucosinolatos estimulan lo que se conoce como las enzimas de la fase II de la detoxificación llevada a cabo por el hígado, el órgano más importante de nuestro sistema de detoxificación. El objetivo de esta segunda fase es conjugar -y por lo tanto neutralizar- las toxinas, que de otra manera causarían importantes estragos en nuestro cuerpo. Por si lo anterior no fuese suficiente, te diré que también se sabe que los glucosinolatos:

  • Tienen un efecto anti-inflamatorio
  • Tienen propiedades anti-bacterianas y anti-víricas
  • Desactivan los agentes carcinógenos
  • Re-programan las células cancerígenas
  • Previenen la formación de tumores y la metástasis

arúgula

Así que te animo a que llenes tu vida de verde, el verde de la rúcula, 🙂 . Pero si después de todo lo anterior aún te queda alguna duda, cuando pruebes esta deliciosa receta espero que digas como yo: ¡Rúcula, mi amor! 😉

Ingredientes

  • ¼ taza de almendras sin sal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ½ taza de judías blancas
  • ½ cucharadita de sal del Himalaya
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 5-7 cucharadas de agua
  • 2 tazas de rúcula

H_P_2

                                                                              Foto de Katie

Instrucciones

  1. Coloca las almendras y el ajo en un procesador de alimentos y pulsa hasta que las almendras estén finamente picadas. Si no tienes procesador, o no es muy potente, puedes utilizar un molinillo de café –en este caso no pongas el ajo, solo las almendras-, así obtendrás una fina harina de almendra. Sé cuidadoso para excederte en el tiempo 😉 . Ten en cuenta que el resto de los pasos los tendrás que hacer con la batidora de mano.
  2. Agrega las judías, el aceite de oliva y 3 cucharadas de agua. Procesa hasta que quede suave.
  3. Ve añadiendo la rúcula poco a poco, para que te resulte más fácil de procesar. Tal vez te haga falta añadir algo más de agua. Procesa hasta que quede suave y tenga la consistencia que desees.

H_P_3

                                                                                        Foto de Katie

Gracias Katie por tus recetas, son geniales.

Referencias:

  • Arugula Nutrition Facts and Health benefits of Arugula. http://www.nutrition-and-you.com/arugula.html
  • Cruciferous Vegetables: Cancer Killer or Thyroid Killer? http://draxe.com/cruciferous-vegetables-cancer-thyroid/
  • Dole Nutrition Institute. How do glucosinolates in vegetables protect me from cancer? Available at: http://www.sharecare.com/health/antioxidants/glucosinolates_protect_cancer
  • Giovannucci E, Rimm EB, Liu Y, Stampfer MJ, Willett WC. A prospective study of cruciferous vegetables and prostate cancer. Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention 2003; 12(12): 1403-1409
  • Hecht SS. Inhibition of carcinogenesis by isothiocyanates. Drug Metabolism Reviews2000; 32(3-4): 395-411.
  • Johnson IT. Glucosinolates: Bioavailability and importance to health. Int J Vitam Nutr Res 2002; 72(1): 26-31.
  • Murillo G, Mehta RG. Cruciferous vegetables and cancer prevention. Nutrition and Cancer 2001; 41(1-2): 17-28.
  • National Cancer Institute. Cruciferous Vegetables and Cancer Prevention. Available at: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/diet/cruciferous-vegetables
  • Verhoeven DT. Epidemiological studies on brassica vegetables and cancer risk. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 1996; 5(9): 733-48.
  • Yang G, Gao YT, Shu XO, et al. Isothiocyanate exposure, glutathione S-transferase polymorphisms, and colorectal cancer risk. American Journal of Clinical Nutrition2010; 91(3): 704-711.
  • Yeager S. The doctors book of food remedies: The latest findings on the power of food. Rodale. New York. 2007. p 127.
Publicado en Alimentos saludables, Alimentos vivos, Propiedades terapéuticas, Recetas saludables, Vida alcalina, Vida sana | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Galletas sin cereales para el desayuno

gall_1

Las galletas sin cereales para el desayuno son deliciosas de por sí pero el saber que no tienen cereales, ni gluten, ni azúcares perjudiciales, ni grasas malas, las hacen sencillamente perfectas. Te aconsejo que hagas un gran lote, te apetecerá tenerlas a mano no solo para los desayunos de toda la familia, son geniales para cualquier merienda, para compartir con amigos, como tentempié los días de playa o senderismo… en fin, encajan de maravilla en casi cualquier momento y son facilísimas de hacer. Además puedes jugar con los ingredientes variando el tipo de fruto seco o semilla que utilices, o incorporar otros que te apasionen como chips de chocolate negro, pasas, cacao crudo, maca, lavanda, ralladura de naranja y/o limón, aceite esencial de menta…

Estas galletas son perfectas para el desayuno y van de maravilla con una taza de té blanco o verde o, incluso, café. Sí, has leído bien 🙂 , he escrito café pero no se me ha ido la cabeza, aún 😉 . Por supuesto, hablamos de café ecológico y natural, pero si os parece, charlamos del café en otro post.

Estas galletas son ricas en proteínas y grasas de calidad y tienen un contenido en carbohidratos realmente bajo, que dependerá sobre todo del endulzante que elijas. Limitar el consumo de azúcares es casi una necesidad para todo aquél que quiera llevar una alimentación (y ya de paso, una vida) saludable. Sin embargo, en algunos casos, cuando la salud se ve comprometida, reducir la ingesta de azúcares es un aspecto poco negociable en su tratamiento dietético 😦 . Si tu caso encaja más con este segundo grupo, tu elección debiera ser el azúcar de coco; si por el contrario, tu motivación es tratar con mimo el asombroso vehículo en el que tu corazón viaja por este hermoso planeta 😉 , cualquiera de las tres opciones propuestas estará bien. Y si te surgen dudas sobre qué es lo que más te conviene,  puedes consultarme, te ayudaré encantada.

Estas deliciosas galletas además están hechas a base de superalimentos como el aceite de coco, el coco rallado y la canela. El aceite de coco es la mejor fuente natural de triglicéridos de cadena media (TCM), que ayudan al cuerpo a quemar grasa, estabilizar el azúcar en sangre y mejorar la función cerebral.

El coco rallado es una fuente saludable, como no podía ser de otra manera, de TCM y contienen fibra prebiótica que alimenta nuestra microflora natural, mejora la motilidad intestinal y favorece el desarrollo de una adecuada microbiota en nuestro sistema intestinal.

La canela ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre y cuando se combina con fibra y TCM tiene un profundo efecto en la estabilización de dichos niveles. Mantener un nivel azúcar en sangre estable y moderado es la clave fundamental para mantener un equilibrio hormonal saludable, un alto nivel de energía y claridad mental.

gall_2

Ingredientes

  • 1 taza de harina de frutos secos o semillas
  • 1 taza de coco rallado
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 3 cucharadas de mantequilla de almendras
  • ½  cucharadita de vainilla
  • ½ cucharadita de canela
  • Azúcar de coco, al gusto (también puedes usar panela o jarabe de arce)

Instrucciones

  1. Pre-calienta el horno a 170ºC.
  2. Si tienes los frutos secos o las semillas enteras, ahora es el momento de hacer la harina con la ayuda del molinillo de café.
  3. Coloca todos los ingredientes en un procesador de alimentos y mezclar. Añadir una pizca de agua si es necesario.
  4. Cuando la masa forme una bola, coloca la masa sobre un papel pergamino y aplana la masa hasta obtener un rectángulo del grosor que desees (procura que no sea ni demasiado gruesa ni demasiado fina).
  5. Marca y corta la masa para obtener tus galletas.
  6. Hornea durante unos 25 minutos o hasta que se doren.

Con Amor

Natalia

Publicado en Alimentos saludables, Información para una alimentación consciente, Recetas saludables, Vida alcalina, Vida sana | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El estrés  y la respiración

 mar-bravo_estrés

A medida que evolucionábamos, la respuesta al estrés nos ayudó a salvar nuestras vidas, permitiéndonos “atacar o huir” (fight or fly) a/de presas y/o depredadores. Pero actualmente, estamos activando la misma reacción “salva-vidas” para poder afrontar las situaciones más o menos complicadas de la vida, que no la hacen peligrar: tratar con un jefe, compañero o cliente difícil, discutir con tu pareja, lidiar con un vecino especialmente molesto, estirar el presupuesto para llegar a fin de mes… -imagino que se te ocurren cientos de ejemplos de situaciones estresantes a las que te has tenido que enfrentar a lo largo de tu vida-.

Es increíble el impacto que tiene el estrés en tu cuerpo pero más increíble aún es que para la mayoría de nosotros su efecto letal pasa prácticamente inadvertido, sin que asociemos causa y efecto. Entre otras consecuencias te diré que el estrés reduce el tamaño de tu cerebro, daña la zona del aprendizaje y la memoria, promueve la demencia, daña tu equilibrio hormonal, aumenta el perímetro de tu cintura, acelera tu envejecimiento e incluso daña tus cromosomas. En palabras de la Dra. Lissa Rankin, autora de Mind Over Medicine:

“Nuestros cuerpos saben cómo encargarse de las proteínas rotas, las células cancerígenas, retardar el envejecimiento y combatir  las infecciones. Incluso saben cómo curar úlceras, hacer desaparecer lesiones en la piel y volver a unir huesos rotos. Pero aquí está la clave: todos esos mecanismos de auto-reparación naturales no funcionan si  estás estresado.”

Aunque el estrés no es del todo evitable, puedes cambiar tu entorno y tus respuestas. Y a medida que aprendas a reducir de forma efectiva tus niveles de estrés, tu cortisol –la hormona del estrés- se estabilizará, tu presión arterial se normalizará y tu corazón mejorará en casi todos los sentidos. Es importante tener en cuenta que controlar el estrés no es algo que puedas dejar solo para los fines de semana- necesita hacerse todos los días, porque generalmente el estrés se presenta todos los días. Existen técnicas diferentes para reducir el estrés y lo que te funcione a ti puede que no le funcione a otros.

Unas personas pueden disfrutar de la meditación, mientras que otras se sienten mejor limpiando la casa. El control del estrés es algo muy personal y lo último que querrás es estresarte con una actividad que se supone tiene que ayudarte a desestresarte. Así que tendrás que encontrar lo que te funciona a ti. Sin embargo, hay determinadas pautas que nos vienen bien a todos como es comer los alimentos adecuados, ya que mejorará tu salud en general y aumentará tu capacidad de recuperación. Asegúrate de dormir bien, ya que la privación de sueño altera dramáticamente la capacidad de tu cuerpo para controlar el estrés. Las que se citan a continuación son algunas de las técnicas más efectivas para controlar el estrés:

  • Actividad física regular (al menos 30 minutos diarios)
  • Meditar (tómate al menos 10 minutos al día para sentarte en silencio a observar tu respiración)
  • Pasar tiempo en la naturaleza
  • Reír
  • Divertirse
  • Oír música
  • Relaciones sociales
  • Yoga
  • Técnicas de respiración

 mar_respira

Respira. Es más potente de lo que piensas

Todos hemos experimentado ciertos cambios físicos cuando sufrimos episodios de miedo, ansiedad o enojo. Los músculos se tensan, el corazón palpita más rápido, la respiración aumenta su frecuencia y se vuelve errática y, por si fuera poco, además el cuerpo detiene todos sus procesos no esenciales. En diversos estudios científicos se ha demostrado que ante una situación estresante, son los cambios en la respiración los primeros en producirse. De esta estrecha relación se desprende que es posible cambiar cómo nos sentimos cambiando la forma en que estamos respirando. 

Como hemos visto, el estrés desempeña un papel importante en la formación de muchos, si no de todos, los estados de enfermedad. También se ha demostrado que los ejercicios de respiración son una de las maneras más fáciles y efectivas de sacarnos de la activación simpática y parasimpática que se produce en un estado de excitación, provocando la relajación. Reducir nuestros niveles de estrés es una tarea diaria y las diferentes técnicas de respiración, un forma sencilla de conseguirlo.

 RESP_1_man

Ejercicios de respiración

El 4-7-8 o la respiración relajante

La clave de este ejercicio es recordar los números 4, 7 y 8 (no, no son las terminaciones de lotería premiada, 😉 ). No es importante centrarse en la cantidad de tiempo que pasas en cada fase de la actividad respiratoria, sino que se realice en la proporción correcta.

Así es como se hace:

  1. Siéntate derecho
  2. Coloca la punta de la lengua contra la parte posterior de los dientes frontales. Mantenla ahí durante todo el ejercicio de respiración
  3. Respira en silencio a través de la nariz hasta la cuenta de cuatro
  4. Aguanta la respiración hasta la cuenta de siete
  5. Exhala por la boca hasta la cuenta de ocho, haciendo un audible “woosh”
  6. Esto completa un ciclo de respiración
  7. Repite el ciclo otras tres veces, por un total de cuatro respiraciones

Puedes hacer este ejercicio con la frecuencia que desees durante todo el día y por supuesto cada vez que te sientas estresado o ansioso. Se recomienda no hacer más de cuatro respiraciones seguidas durante el primer mes de práctica. Con el tiempo podrás aumentar a ocho ciclos de respiración.

Los beneficios de esta simple práctica son enormes y funcionan como un tranquilizante natural para el sistema nervioso.

Un buen hábito es asociarlo a las comidas, dada su regularidad es más fácil no olvidarte de hacer los ejercicios. Y si además lo asocias a una actitud de agradecimiento por todo lo bueno que hay en tu vida, los beneficios serán aún mayores.

gratitud

La Respiración Estimulante (o de fuelle)

La Respiración Estimulante es una adaptación de una técnica de respiración yóguica. Su objetivo es aumentar la energía vital y aumentar la vigilancia. Aunque esta técnica no es específica para controlar el estrés, es un gran apoyo para los momentos de agotamiento que este suele causar.

  • Inhala y exhala rápidamente a través de la nariz, manteniendo la boca cerrada, pero relajado. Tus respiraciones dentro y fuera deben ser iguales en duración, pero lo más corto posible. Este es un ejercicio de respiración ruidosa.
  • Trata de hacer tres ciclos de respiración dentro-y-fuera por segundo. Esto produce un rápido movimiento del diafragma, lo que hará que parezcas un fuelle. Respira normalmente después de cada bloque.
  • No hagas más de 15 segundos en el primer intento. Cada vez que practiques la Respiración Estimulante podrás aumentar tu tiempo unos cinco segundos más o menos, hasta llegar a un minuto completo.

Si se hace correctamente, podrás sentirte fortalecido, comparable a la mayor conciencia que se siente después de un buen entrenamiento. Debes sentir el esfuerzo en la parte posterior del cuello, el diafragma, el pecho y el abdomen. Prueba este ejercicio de respiración la próxima vez que necesites un aporte de energía y sientas la necesidad de tomar una taza de café.

 donna_meditazione_respira

Beneficios para la salud de los ejercicios respiratorios

  1. Hay numerosos estudios clínicos que demuestran los beneficios de una respiración adecuada. Uno de estos estudios, que abarcó un período de 30 años, llegó a la conclusión de que el factor más importante en la salud y la longevidad radica en la calidad de la respiración.
  2. Los ejercicios de respiración tienen un impacto positivo en el sistema respiratorio, lo que puede reducir la fatiga mental y física, así como aliviar los síntomas del asma y la bronquitis.
  3. La respiración mejora el sistema circulatorio; mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de células en todo el cuerpo.
  4. La respiración mejora el sistema digestivo, actuando como una bomba para masajear los órganos internos.
  5. Los ejercicios de respiración mejoran el sistema endocrino. El movimiento del diafragma ayuda a empujar la linfa por todo el cuerpo, lo que ayuda a eliminar los desechos tóxicos y fortalecer su sistema inmunológico.
  6. Los estudios han demostrado que la respiración profunda alivia la ansiedad, la depresión e incluso los trastornos hormonales.

Así pues, venga como venga la vida, trata de mantener la calma y respira 🙂

 keep-calm-y-respira-profundo

Con Amor,

Natalia

Referencias del artículo:

http://www.drweil.com/drw/u/ART00521/three-breathing-exercises.html

http://breathing.com/articles/clinical-studies.htm

 

http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2009/07/07/The-Most-Powerful-Health-Recommendation-of-Dr-Andrew-Weil.aspx

http://www.naturalnews.com/037515_conscious_breathing_relaxation_breath.html#

http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/02/12/efectos-de-estres.aspx

http://lissarankin.com/10-signs-you-have-way-too-much-cortisol

Publicado en Recetas del alma, Vida sana | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Mejora tu digestión

 happy-person-1ww

La salud se resiente de numerosas formas cuando el sistema digestivo no funciona adecuadamente. Podemos experimentar trastornos eminentemente digestivos como distensión abdominal, estreñimiento, diarrea, acidez estomacal, flatulencia o digestiones pesadas. Sin embargo, el funcionamiento inadecuado del sistema digestivo también se puede manifestar como alergias a determinados alimentos, aumento de peso, eczema, agotamiento o asma, entre otros.

Para evitar que estos síntomas se conviertan en condiciones patológicas crónicas, es necesario mejorar la función digestiva. Para conseguirlo es recomendable revisar en profundidad los hábitos alimenticios y el estilo de vida, que con demasiada frecuencia interfieren en el bienestar físico y emocional. El objetivo es eliminar lo que agrede al aparato digestivo e incorporar los alimentos que lo nutren. No obstante, si quieres mejorar tu función digestiva, poner en práctica las siguientes pautas te ayudará a conseguirlo.

ESTOMAGO-1

Mastica bien los alimentos

Recuerda que el estómago no tiene dientes 😉  y que una buena digestión comienza en la boca. La mayoría de nosotros masticamos los alimentos lo justo para poder tragarlos, olvidando que así le complicamos, y mucho, el trabajo a nuestro sistema digestivo.

Come alimentos de verdad

Céntrate en los alimentos frescos y en la elaboración casera y evita en especial la “comida falsa”, esto es, los alimentos procesados ​​y las comidas rápidas, que habitualmente contienen grandes cantidades de sal refinada, azúcar y aceites de pésima calidad. Estos “comestibles” no sólo son difíciles de digerir: no te ofrecen ningún valor nutricional.

Come alimentos fermentados

Los alimentos fermentados naturales contienen grandes cantidades de “bacterias buenas” y comerlos te ayudará a regenerar tu flora intestinal natural. Cuanto mayor sea la variedad de alimentos fermentados que incluyas en tu dieta, tanto mejor. Trata de comer chucrut, kéfir, vegetales fermentados, kimchi o Kombucha. Pero hazlo de forma gradual. Si no tienes claro cómo hacerlo, asesórate bien antes de empezar.

green juice (1)

Mima tu hígado

Para sanar tu sistema digestivo necesitas que tu hígado trabaje de manera eficaz. Por eso te sugiero que intentes aumentar el consumo de alimentos que le sientan bien, como son las zanahorias, la remolacha (ojo, se deben consumir con moderación) o las hojas verdes, bien en batidos, bien en licuados. Podría ser necesario que le ayudes con algún suplemento como el diente de león o el cardo mariano (consúltalo con un profesional de confianza).

Mantente hidratado

Muchas personas que padecen trastornos digestivos están extremadamente deshidratadas. Intenta beber más agua a lo largo del día, mejor varias veces en pequeñas cantidades, así proteges también los riñones. Trata de beber al menos uno de los vasos de agua con zumo de limón fresco. Las infusiones de hierbas son otra gran manera de hidratar y sanar tu cuerpo. Y si las preparas con menta, jengibre, hinojo o fenogreco,  ayudarás doblemente en la digestión.

med

Controla tu estrés

El estrés no sólo causan estragos en tu mente, también los puede causar en tu digestión. Hay muchas maneras de reducir el estrés, así que te animo a que descubras qué tipo de actividades funcionan mejor para ti a la hora de relajarte. Aunque es una cuestión bastante personal, ciertas actividades suaves funcionan muy bien para la mayoría de nosotros: meditación, ejercicios de respiración, yoga, caminar…

Haz un Detox suave y frecuente

Una desintoxicación poco agresiva efectuada de forma regular puede ser una gran manera de restablecer todo tu sistema digestivo.

Publicado en Información para una alimentación consciente, Propiedades terapéuticas, Vida alcalina, Vida sana | Etiquetado , | 2 comentarios

¿Qué ceno hoy? Hamburguesas de lentejas

Las lentejas son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, siendo una alternativa saludable a la proteína animal. Las lentejas quedan geniales en sopas, cremas, ensaladas, pasteles, salteados… pero mi forma preferida para disfrutarlas es hacer con ellas sabrosas hamburguesas. Además, puedes jugar con los sabores según lo que que tengas en casa o la inspiración del momento y siempre quedarán deliciosas.

 hamburguesas de lent_2

                                                                                      Foto de Ruxandra

Ingredientes

  • 270 g de lentejas rojas
  • 1 cebolla roja, finamente picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 zanahorias ralladas
  • 1 cucharadita de puré de tomate
  • 2 cucharadita de hierbas secas o frescas
  • ½ taza de harina de coco
  • 1 chile rojo, sin semillas y finamente picado
  • Ralladura de la cáscara de un limón
  • Sal del Himalaya y pimienta negra recién molida
  • Aceite de coco

 patie_3

                                                Foto de Ruxandra

Instrucciones

  1. Llena una olla con agua hirviendo, añade las lentejas y cocina a fuego lento hasta que estén suaves.
  2. Mientras tanto, calienta una sartén con 1 cucharada de aceite de coco y añade la cebolla, el ajo, la zanahoria, el puré de tomate y las hierbas. Cocina hasta que se ablanden.
  3. Añade la ralladura de limón, la sal y la pimienta.
  4. Añade las lentejas cocidas y la harina y mezcla bien. Puede que tengas que añadir un poco de agua si la mezcla te queda demasiado seca.
  5. Pon la masa de las hamburguesas en la nevera y deja que se enfríe durante 30 minutos.
  6. Dale forma a las hamburguesas y fríelas en un poco de coco hasta que el exterior esté dorado.

 pat

                                                                                            Foto de Ruxandra

Me gusta servir estos con una sencilla ensalada verde pero si necesitas algo más consistente puedes acompañarlas además de quinoa. Espero que te gusten tanto como a mí.

Publicado en Alimentos saludables, Recetas saludables, Vida alcalina, Vida sana | Etiquetado , , , | Deja un comentario