Alk-Tip: La elección de tu champú

no-poo-champu--644x362

La elección de un champú parece un tema bastante inofensivo. Pero, en realidad, muchos de estos productos contienen sustancias químicas que el cuerpo absorbe fácilmente, pasando al torrente sanguíneo, como los parabenos y los sulfatos,  que interfieren con el sistema endocrino y pueden provocar la pérdida de la salud. 1 ]

Ingredientes que se deben evitar al elegir un champú

Sería bueno que adquirieras la costumbre de leer las etiquetas cuando vayas a comprar un champú, un acondicionador o cualquier otra cosa. Normalmente nos fijamos en que el envase nos resulte atractivo, en el precio, tal vez en la marca, en lo que se supone que nos aportarán –más volumen, unos rizos perfectos…- y los más exquisitos en el olor, pero ¿quién se toma el tiempo de leer los ingredientes que lo componen? Casi ninguno de nosotros, en parte porque no le damos importancia (suponemos que como está en una estantería del supermercado no contiene nada que pueda ser perjudicial para nuestra salud, ¿me equivoco mucho?). Tampoco ayuda que la letra normalmente es minúscula y nos exige un gran esfuerzo de concentración y paciencia, que casi ninguno tiene a la hora de ir a hacer la compra. Sin embargo, lo que a la mayoría nos echa definitivamente hacia atrás, cuando armados con la sana y konsciente intención de tomar las riendas de nuestra vida –aunque sea en algo aparentemente tan peregrino como la elección de nuestro champú-, es la inacabable lista de vocablos prácticamente irreconocibles que nos lleva a sacar la desagradable conclusión, de que efectivamente la NASA no se perdió un cerebro prodigioso al no reparar en nuestra existencia en este plano del Universo. 😉

La triste verdad es que los fabricantes pueden poner casi cualquier sustancia química, muchas de ellas tóxicas o ni siquiera evaluadas, en los productos de cuidado personal –entre otros- porque la legislación es, desgraciadamente, muy permisiva, bajo la premisa de que en determinadas cantidades el riesgo se minimiza. Esta es una verdad a medias, porque lo que ellos saben – y no cuentan- es que la mayoría de las personas utiliza más de un producto con estos peligrosos ingredientes, por lo que la cantidad final a la que se ve expuesto un individuo puede superar con creces los límites de seguridad establecidos. Y por si esto fuera poco, muchos de estos productos se acumulan en el organismo, lo que incrementa la carga tóxica y potencia sus efectos perjudiciales.

dangerous_ingredients_in_cosmetic_products

Aunque la lista de los ingredientes que sería bueno evitar es mucho más larga, los que menciono a continuación son aquellos de los que deberíamos huir como de la peste:

  • Lauril sulfato – conocido por causar cataratas en adultos y un desarrollo inadecuado en el ojo de los niños; sin embargo, se encuentra en la mayoría de los champús y acondicionadores que se comercializan.
  • Lauril sulfato de amonio – se trata de un agente tensioactivo moderadamente asociado con toxicidad en los órganos.
  • Derivados de lauril alcohol – puede ser perjudicial para diferentes sistemas de órganos y puede causar irritación en la piel y los ojos.
  • Propilenglicol – un anticongelante altamente perjudicial para la piel, irritante pulmonar y tóxico para los órganos.
  • Parabenos –son una amplia y omnipresente familia de conservantes que reconocerás porque todos se apellidan igual; se han relacionado con una amplia variedad de efectos perjudiciales para la salud que van desde trastornos neurológicos u hormonales hasta el cáncer.
  • Olefina sulfonato (keroseno desodorizado) – posiblemente perjudicial para los órganos y la función hormonal; también es altamente irritante.
  • Cualquier producto químico que incluye las cláusulas “xynol“, “ceteareth,”y “oleth
  • Dietanolamina cocamida (COCAMIDA DEA) – agente estabilizador de espuma y voluminizador que es un carcinógeno, prohibido en algunos países por causar cáncer en animales de laboratorio; tiende a reaccionar fácilmente con los nitritos creando la nitrosodietanolamina, un conocido y potente carcinógeno. 3]
  • Formaldehído y cualquier producto que lo pueda liberar como son quaternium-15, DMDM hidantoína, imidazolidinil urea o diazolidinil urea. Se trata de un irritante para la piel, los ojos y el sistema respiratorio y un conocido carcinógeno (en particular, la exposición al formaldehído se ha asociado con la leucemia).
  • 1,4-dioxano y cualquier producto que lo pueda liberar como son estearato de PEG-100, laureth sulfato de sodio, myreth sulfato de sodio, polietileno o ceteareth-20. Este producto es considerado “probablemente cancerígeno para los seres humanos”, y resulta tóxico para el cerebro, el sistema nervioso central, los riñones y el hígado.

 organic_beauty_prodz_400x300_400

Ingredientes del champú orgánico

Vaya por delante la sugerencia de no dar a priori por bueno cualquier producto sólo porque en su etiquetado o publicidad utilicen los vocablos “orgánico” o “natural”. Comprobar que lo que afirma el fabricante es cierto es una buena forma de no desperdiciar ni el dinero ni la confianza. Una buena herramienta, para no tener todos que ir de cabeza a matricularnos en la facultad de química para elegir el mejor champú que llevarnos a casa, son las páginas que ofrecen información sobre cómo elegir productos de cuidado personal más seguros. 4 ] 5 ] 6 ]

La mayoría de los champús y acondicionadores orgánicos suelen contener productos a base de plantas y resultan mucho más seguros para nuestra salud. El árbol de té es un ingrediente habitual y se ha utilizado durante mucho tiempo para apoyar la salud del cuero cabelludo y evitar la caspa, por no hablar de la lucha contra el mal aliento –aunque sobre su origen tendríamos mucho que hablar-.

Otro ingrediente popular en muchos productos orgánicos es el beta glucano. Este tiene propiedades que aumentan la inmunidad, tanto de forma interna como por vía tópica. 2 ] Ayuda a calmar las células inflamadas del cuero cabelludo, lo que resulta especialmente beneficioso para las personas que sufren de enfermedades de la piel.

El champú y acondicionador orgánico ofrece una gran cantidad de beneficios para el cabello y el cuero cabelludo, algo que notarás en cuanto empieces a utilizarlo. Los productos orgánicos infunden suavemente los folículos pilosos y las células de la piel con minerales naturales, extractos de hierbas y aceites. Si estás buscando algún champú que estimule el crecimiento del cabello sano, elije los productos elaborados con aloe vera y aceite de coco, ya que hidratan el cuero cabelludo de manera natural. Si necesitas brillo y humedad porque tienes el cabello seco, tu elección será la manteca de karité orgánica.

MUNDO

Nuestra labor como consumidores konscientes no es otra que elegir con cuidado los productos que ponemos en nuestro cuerpo, en nuestra boca y, en definitiva, en nuestra vida. Debemos recordar algo obvio que solemos olvidar: los fabricantes –al igual que los políticos- trabajan para nosotros y no al revés. Por esta razón, elegir con konsciencia a quién le damos nuestro dinero –y nuestro voto- es una obligación moral y ética, con la que no solo decidimos nuestro futuro y el de nuestra familia, también el del mundo, cuyo cuidado es responsabilidad de todos.

Con Amor,

Natalia

Referencias:

  1. Bledzka D, Gromadzinska J, Wasowicz W. Parabens. From environmental studies to human health. Environ Int. 2014 Jun;67:27-42. doi: 10.1016/j.envint.2014.02.007.
  2. Heike Stier, Veronika Ebbeskotte and Joerg Gruenwald. Immune-modulatory effects of dietary Yeast Beta-1,3/1,6-D-glucan. Nutrition Journal. 2014, 13:38. doi:
  3. Lawsuit Launched as Testing Finds Cancer-Causing Chemical in Nearly 100 Hair Care and Personal Care Products (http://www.ceh.org/news-events/press-releases/content/lawsuit-launched-testing-finds-cancer-causing-chemical-in-100-shampoos-haircare-products/)
  4. http://www.safecosmetics.org/
  5. http://www.ewg.org/skindeep/top-tips-for-safer-products/
  6. http://heartofgreen.typepad.com/heart_of_green/eco-beauty/
Anuncios

Acerca de nat4nat

Estoy haciendo un blog sobre Alimentación Consciente. Se trata de aunar y clarificar las distintas corrientes de alimentación sana. De manera que puedas conseguir de una manera sencilla "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" (Hipócrates). Es un espacio abierto a la participación de todos.
Esta entrada fue publicada en Información para una alimentación consciente, Vida sana y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s