¿Quieres evitar los anti-depresivos?

depressed-woman

La depresión es un problema de salud grave. Millones de personas toman fármacos para la depresión y la ansiedad. Contrariamente a lo que se suele pensar, existen alternativas más seguras y efectivas para su tratamiento.

Prozac –fluoxetina-, Seroxat –paroxetina-, Vestirán –sertralina-, Seropram –citalopram-, Cipralex –escitalopram-, Dumirox –fluvoxamina- [Inhibidores de la recaptación de la serotonina], Anafranil –comipramina-, Norpramin –desipramina-, Tofranil  -imipramina- [Antidepresivos tricíclicos], Manerix (moclobemida), Parnate –tranilcipromida- [Inhibidores de la MAO], Valium (diazepam), Tranxilium (cloracepato dipotásico), Xanax (alprazolam), Tranxene (clorazepalo), Dalmane (flurazepam), Restoril (temazepam), Klonopin (clonazepam) [Benzodiacepinas], entre otros tipos de antidepresivos y ansiolíticos son fármacos demasiado familiares para una gran parte de la población.

prozac

Si piensas que este tipo de fármacos son seguros y efectivos, aquí va una primicia: no lo son. La mayoría de las personas experimentan varios de la amplia gama de los efectos secundarios que se asocian a su consumo: disminución del deseo sexual, insomnio, inquietud, dolor de cabeza, ansiedad, boca seca, excesiva sudoración, nerviosismo, pensamientos suicidas, estreñimiento/diarrea, aumento de peso, palpitaciones, pérdida de memoria, desorientación… Y todo para que algunos de estos fármacos sean tan efectivos como una comprimido de azúcar. ¡Escalofriante! ¿No?

Los antidepresivos y ansiolíticos se prescriben normalmente en dosis más altas de las que se consideran óptimas. Por ejemplo, la dosis óptima de Prozac puede estar entre la mitad y la cuarta parte de la dosis que habitualmente se recomienda. Por otro lado, las mujeres necesitan dosis más bajas que lo varones, algo que con frecuencia se obvia. Lo que viene a sumarse a la larga lista de efectos secundarios que estos fármacos provocan. Por todo ello, este tipo de medicamentos sintéticos deberían reservarse para aquellos casos en los que los beneficios compensen claramente sus efectos perjudiciales.

Solving-depression-help

Conexión Cuerpo-Mente.

La química cerebral es el puente de unión entre el cerebro y el cuerpo. Existe una estrecha relación entre la Salud Mental y el Bienestar Físico.

La depresión, la ansiedad, el pánico, las obsesiones, las adicciones o la pérdida de memoria son consideradas patologías mentales. Si estás experimentando alguna de ellas, probablemente tus familiares, amigos o terapeutas te aconsejen más auto-disciplina, una larga psicoterapia, que tomes antidepresivos/ansiolíticos o una combinación de los anteriores.

La buena noticia es que tal vez más que estar loco, neurótico o psicológicamente perturbado, lo que te ocurre es que tienes bajos niveles de algunos nutrientes.

Neurotransmisores.

A menudo se pasa por alto que el estado de ánimo, el comportamiento y el funcionamiento mental dependen del equilibrio de tus neurotransmisores, los mensajeros químicos (algo así como los Whatsapp Cerebrales). Existen cientos de neurotransmisores, pero los más importantes son: el GABA, la adrenalina, la dopamina, la noradrenalina, las endorfinas, la acetilcolina, la serotonina y la melatonina. Cada uno de ellos ejerce un efecto determinado en tu sistema nervioso (calma, euforia, concentración, motivación, etc.).

Estas sustancias químicas viajan por de tu cerebro y tu sistema nervioso, afectando a tu mente y tu estado de ánimo, determinando así cómo te sientes. Se puede influir en las funciones cerebrales mediante el aporte de determinados nutrientes, que hacen que tus células cerebrales y neurotransmisores trabajen para tu máximo beneficio.

Cuando los neurotransmisores están en desequilibrio, te sientes deprimido, ansioso, estresado, desmotivado o cualquier otro problema mental que puedas imaginar. Por otro lado, si tus neurotransmisores están en equilibrio, te sentirás centrado, calmado, feliz y podrás pensar con claridad. Podrás manejar cualquier imprevisto que la vida te traiga y disfrutarás de sus bondades.

Las proteínas de calidad son imprescindibles para la función cerebral, siendo los aminoácidos más importantes: triptófano, tirosina, GABA, glutamina y taurina. Para su conversión en neurotransmisores en el cuerpo, son necesarios determinados cofactores como las vitaminas B3, B6, B12, C y ácido fólico; también se requiere la presencia de ciertos minerales como el zinc y el magnesio. Además son imprescindibles los ácidos grasos esenciales, los cuales constituyen aproximadamente el 60% de cada célula cerebral.

Es importante mencionar que además de la mala alimentación, existen docenas de alteraciones del estado de salud que desequilibran los neurotransmisores: diabetes, enfermedades hepáticas, enfermedades auto-inmunes, enfermedades cardíacas, hipertensión, cáncer, medicación para bajar la tensión arterial, anticonceptivos orales, tranquilizantes, antidepresivos, estimulantes, desequilibrio de la glucemia, desequilibrio de las hormonas sexuales, sensibilidad a ciertos alimentos o sustancias químicas, toxinas, cándidas, etc.

Es esencial comer adecuadamente para restaurar y/o mantener la función cerebral y así poder evitar el consumo de antidepresivos y ansiolíticos. La Medicina Integrativa, en su visión holística del ser humano, propone abordajes nutricionales para soportar la función cerebral, la energía, la inmunidad, el peso equilibrado y, sobre todo, la Salud.

help

¿Qué puedo hacer?

En primer lugar es necesario entender que la depresión no es una enfermedad, no es una condición. Es un SÍNTOMA. Y como todos los síntomas, está reflejando un inadecuado funcionamiento del organismo. Este mal funcionamiento se puede deber, como se ha expuesto, a diversas y variadas causas que conviene identificar y subsanar. Sin embargo, hay determinados aspectos que es imprescindible abordar:

  • Mejorar la salud intestinal.

Lo primero que tienes que entender es que lo que está pasando en tu intestino, también está pasando en tu cerebro, porque ambos están estrechamente conectados. No por casualidad el intestino recibe el sobrenombre de “segundo cerebro”. ¿Sabías que él solo contiene más receptores de serotonina que en cualquier otro lugar del cuerpo?

La estrecha conexión entre cerebro e intestino hace que sea necesario mejorar la salud intestinal para poder sanar el cerebro. Y para conseguirlo ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

glu

  1. Alimentación anti-inflamatoria.Dado que la inflamación crónica es un factor subyacente que causa depresión, subsanar esta situación es una parte importante de cualquier tratamiento que pretenda ser eficaz.Este abordaje no solo requiere la eliminación de los alimentos o sustancias pro-inflamatorias (grasas de mala calidad, alimentos procesados, alimentos ricos en carbohidratos refinados, aditivos, bebidas carbonatadas, alcohol, productos de origen animal de cría convencional, sal refinada, azúcar, etc.), sino que requiere la incorporación de alimentos con un marcado efecto anti-inflamatorio, que son la base de la alimentación integrativa.
  2. Evita el gluten.La mayoría de la población se beneficia de la eliminación completa del gluten de su dieta. La reducción en su consumo no es suficiente para permitir que tu intestino sane.Esta proteína presente en los cereales más comunes inflama tu intestino, y como consecuencia inflama también tu cerebro. Y es inútil pretender sanar el segundo sin haber sanado el primero.
  3. Equilibra tu flora intestinal.El desequilibrio del microbioma intestinal contribuye en gran medida al padecimiento de la depresión.Los alimentos fermentados naturalmente así como los probióticos de calidad son un tratamiento de elección.

vitamina_d

  • Normalizar los valores de vitamina D.

El 85% de las personas tiene niveles insuficientes de vitamina D. La vitamina D tiene un importante papel en el estado de salud general, por su capacidad para “encender” o “apagar” los genes que exacerban o previenen muchas enfermedades. Este rol es especialmente importante en la salud mental.

Expón a diario tu piel a la luz solar de manera natural. Cuando esto no sea posible, toma un suplemento de vitamina D3. Los valores óptimos en sangre oscilan entre 50-70 ng/ml, muy superiores a los valores de referencia que lamentablemente se siguen considerando como adecuados.

dormir

  • Dormir lo suficiente.

Duerme lo suficiente y en el horario adecuado. La incapacidad para dormir y permanecer dormido puede estar relacionada con anormales niveles de cortisol. Si es tu caso deberías solicitar una analítica que determine tus valores.

  • Meditar.

La meditación, así como otras técnicas para gestionar adecuadamente las emociones, ha demostrado ser de gran utilidad, dado que potencia las emociones positivas, como la esperanza, el coraje, el amor y el disfrute y disminuye los estados emocionales negativos como la ira, la apatía, la tristeza y la vergüenza.

Ojalá que estas líneas te ayuden a trabajar con serenidad por tu salud,

 integrando todos los aspectos de tu ser.

Con Amor,

Natalia

Referencias:

Anuncios

Acerca de nat4nat

Estoy haciendo un blog sobre Alimentación Consciente. Se trata de aunar y clarificar las distintas corrientes de alimentación sana. De manera que puedas conseguir de una manera sencilla "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" (Hipócrates). Es un espacio abierto a la participación de todos.
Esta entrada fue publicada en Información para una alimentación consciente, Propiedades terapéuticas, Vida sana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Quieres evitar los anti-depresivos?

  1. Pingback: Awa Yoga y Meditación | ¿Quieres evitar los anti-depresivos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s