Taller Menos Tóxicos, Más Salud

Como seres vivos que somos interaccionamos constantemente con el medio ambiente que nos rodea. Necesitamos de nuestro entorno para sobrevivir, pero si este no es adecuado nos puede dañar. Sin darnos cuenta, hemos llegado a convivir con un sinfín de elementos tóxicos que forman parte de un mundo invisible que nos rodea, que parece que no existe porque no lo percibimos con los sentidos pero que indudablemente nos afecta. Estos elementos tóxicos –de naturaleza física, química o biológica- no se ven, no se tocan, no se oyen y la gran mayoría no se huelen, pero están ahí.

MUNDO

La toxicidad ambiental está absolutamente por todas partes. Hay niveles inquietantes de productos químicos artificiales en la vida salvaje, los peces, las aguas, las plantas, incluso en el Ártico. Los productos de limpieza del hogar,  el menaje de cocina, los aislamientos de las casas, las alfombras, las pinturas, los solventes, los insecticidas, las grasas –las que se comen y las que no-, la cortadora del césped, el calentador de agua de gas, los motores de coche con calefacción, los tablones, la madera prensada, la madera contrachapada, el papel pintado, los colchones, las almohadas… lo que sea, tiene sustancias químicas tóxicas. Y desgraciadamente no se trata de uno o dos productos químicos. Tomemos como ejemplo las emisiones de una alfombra: puede liberar más de 200 compuestos orgánicos volátiles que sobrecargan el hígado.

Normalmente estamos expuestos a estos tóxicos en dosis muy pequeñas pero si esta exposición ocurre de forma habitual, el cuerpo acaba sensibilizándose y perdiendo la tolerancia. Por supuesto, algunos organismos pierden la tolerancia antes que otros y es que esta depende de numerosos factores. La genética juega un papel importante en nuestra tolerancia frente a los tóxicos de nuestro entorno pero también influyen las dosis de exposición, la frecuencia con la que nos vemos expuestos, las interacciones entre distintos tóxicos, el estado de salud del individuo, el tipo de alimentación…

FELICIDAD

La salud es el bien más preciado del que disponemos; salud es sinónimo de bienestar, vitalidad, energía y felicidad. Cuando nos sentimos mal es porque el organismo se ha alejado de su equilibrio, dando paso a dolencias y a la enfermedad. No podemos olvidar que la salud depende de muchos factores y conservarla es responsabilidad de cada uno de nosotros y de todos. Como consumidores y usuarios, tenemos la posibilidad de realizar pequeños cambios en nuestro entorno inmediato, el hogar, que pueden favorecer un estado de salud más óptimo.

Por ello, un hogar saludable, además de ser cómodo y práctico, debe evitar la presencia de agentes potencialmente tóxicos. No sólo los químicos (como los que se han mencionado arriba), sino también los biológicos (bacterias, mohos, virus, insectos) y los físicos (radiaciones terrestres, sobre-exposición a la contaminación eléctrica y electromagnética derivada de la instalación eléctrica de la vivienda, la que generan los equipos electrónicos, los transformadores o la telefonía móvil).

un-dormitorio-para-descansar_ampliacion

La cama, por ejemplo, es uno de los lugares más importante de nuestra casa dado que pasamos en ella un tercio de nuestra vida. Y durante este tiempo, no solo descansamos sino que es el momento que el cuerpo aprovecha para repararse. Es únicamente durante las horas de sueño nocturnas cuando se ponen en marcha numerosas funciones biológicas. Pero para que ello ocurra, no sólo debemos dormir a las horas apropiadas sino que debemos hacerlo rodeados de los factores ambientales adecuados: temperatura fresca, luces apagadas, ausencia de contaminación lumínica, cabeza orientada al norte magnético terrestre, ausencia de aparatos eléctricos en el dormitorio o tras la pared en la que descansa la cabecera… Si aún con todo lo anterior es habitual que duermas mal, te despiertes entre las 2 y las 4 de la mañana, tengas sueños desagradables, te levantes más cansado que cuando te acostaste o con algún dolor que desaparece a lo largo del día… tal vez tu cama no esté bien situada. Estas pueden ser señales que revelen que estamos expuestos de forma regular a una radiación terrestre intensa –zona geopatógena-.

Así pues, una amplia variedad de elementos como las radiaciones naturales, los compuestos químico-sintéticos presentes en los productos de limpieza, los materiales de construcción y decoración, los artículos de cosmética e higiene personal, la ropa y los alimentos, así como las ondas electromagnéticas y hasta una mala iluminación, pueden afectar a los organismos más sensibles.

casa-verde

Aprender a localizar estos agentes contaminantes y disminuir al máximo nuestra exposición a ellos, al aplicar opciones de vida más saludables, es el objetivo del próximo Taller Menos Tóxicos, Más Salud. En él se ofrecerán ideas para aplicar pequeños cambios en la vida cotidiana según nuestros intereses y necesidades. Con estos cambios transformarás tu casa en un hogar más saludable aplicando todas las pautas a la vez o solo unas pocas, con la certeza de que con pequeños gestos conseguimos grandes cambios en nuestro entorno y también ayudamos a la salud del planeta.

Infórmate en Awa Yoga y Meditación, dónde se funden pasión, dedicación y excelencia.

AWA-Logo-8x12

Thank you Wecolab Mobile & Web Agency, we love your work and your heart.

wecolab-logo-transp-02

Anuncios

Acerca de nat4nat

Estoy haciendo un blog sobre Alimentación Consciente. Se trata de aunar y clarificar las distintas corrientes de alimentación sana. De manera que puedas conseguir de una manera sencilla "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" (Hipócrates). Es un espacio abierto a la participación de todos.
Esta entrada fue publicada en Vida sana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Taller Menos Tóxicos, Más Salud

  1. Pingback: Awa Yoga y Meditación | Menos tóxicos, Más salud.

  2. Pingback: Awa Yoga y Meditación | Agenda. Septiembre 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s