Sopa de Primavera Psicodélica

Esta sopa es una celebración de frescura. Cada una es deliciosa por su cuenta pero sus sabores opuestos, de alguna manera, se hacen amigos en la boca. Además, su presentación conjunta es maravillosa. El otro aspecto maravilloso de este plato es que se puede servir caliente o frío.

Crema de zanahoria, jengibre y miso
• 3 cdas. de aceite de oliva
• 3 cebollas pequeñas, cortadas en cubitos
• 3 centímetros de jengibre fresco, picado
• 4 tazas de zanahorias picadas y peladas (aproximadamente algo más de un kilo)
• 4 tazas de agua
• 1/2 taza de jugo de naranja recién exprimido
• 1 cda. Miso japonés
• sal al gusto (marina o del Himalaya)

Crema de guisantes
• 3 cebollas pequeñas
• 3 cdas. de aceite de oilva
• 6 tazas (algo menos de un kilo) de guisantes frescos – también puede utilizar congelados
• 5 tazas de caldo de verduras
• 3/4 taza de hojas de menta fresca (o cualquier otra hierba que te guste: albahaca, cilantro, perejil, etc)
• 1 cda. sirope de ágave
• El jugo de 1 limón
• sal al gusto

Preparación:
1. Cortar la cebolla en dados y reservar.
2. Coloque dos ollas al fuego y agregue un poco de aceite de oliva. Cuando se caliente, agregue las cebollas a las dos ollas y el jengibre picado a uno, añadir un poco de sal. Cocine hasta que las cebollas estén transparentes. Apartar la olla que contiene la “cebolla sólo”. (En mi opinión sería mejor utilizar aceite de sésamo o coco si vamos a pochar la cebolla y si no, ponerlo todo en crudo y añadir el aceite de oliva al final, cuando ya esté lista la crema; como siempre os digo cada cuál lo hace como crea mejor).
3. En la olla de la cebolla y el jengibre, agregar las zanahorias picadas y revolver. Añadir el agua, tapar y cocinar a fuego lento durante 35-40 minutos, hasta que las zanahorias estén tiernas.
4. Cuando las zanahorias estén casi tiernas, poner la otra olla de nuevo al fuego, añadir los guisantes y el caldo. Cocine a fuego lento, sin tapar durante 5-7 minutos, justo hasta que los guisantes estén cocidos. No convertirlos en papilla!
5. Ahora usted tiene la base para ambas cremas. Sólo hace falta batir bien. Mientras bate la crema de zanahoria, añádale el jugo de naranja, el miso y sal al gusto. Mientras bate la crema de guisantes, agréguele la menta, la miel de ágave, el jugo de limón y sal al gusto.

Para servir, vierta la crema en una mitad del cuenco, y la otra crema en el otro lado. Serán densidades similares, por lo que no  se deberán mezclar al servirlos. Si se desea, decorar con menta fresca u otra hierba verde, los pistachos ligeramente tostados y un chorrito de aceite de oliva de calidad.

Se puede servir frío o caliente.


Extraído de: http://mynewroots.blogspot.com.es/

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”

Hipócrates

Anuncios

Acerca de nat4nat

Estoy haciendo un blog sobre Alimentación Consciente. Se trata de aunar y clarificar las distintas corrientes de alimentación sana. De manera que puedas conseguir de una manera sencilla "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" (Hipócrates). Es un espacio abierto a la participación de todos.
Esta entrada fue publicada en Alimentos saludables, Recetas saludables y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s