Pastos de cereal. Wheatgrass


Los pastos de cereal son uno de los grupos de alimentos con más alto contenido en clorofila. Las propiedades terapéuticas principales  de los pastos de cereal son casi idénticas independientemente del cereal empleado, si bien es cierto que algunos son más digeribles que otros (como es el caso del de cebada frente al de trigo). Las personas con alergia a algún cereal casi nunca son alérgicas cuando éste  se encuentran en forma de pasto.

Sus niveles de proteína son del 20% -casi lo mismo que la carne- pero por supuesto con un perfil aminoácido/proteína totalmente diferente. Sin embargo, se trata de una proteína bastante completa que contiene 17 de los 20 aminoácidos.

El pasto de cereal es un superalimento completo que contiene todas las vitaminas y la mayoría de los minerales necesarios para el mantenimiento y el bienestar humano. El pasto puede absorber más de 90 minerales, de los 102 posibles que se encuentran en un suelo fértil. La mayoría de los pastos de cereal contienen trazas de vitamina B12 y de muchos otros nutrientes.

Además del alto contenido nutritivo, los pastos de cereal ofrecen enzimas digestivas únicas, no disponibles en tales concentraciones en otros alimentos. Los centenares de enzimas que contienen ayudan a despejar sustancias indigestas y tóxicas de los alimentos.  También se encuentra la enzima antioxidante superóxido dismutasa (SOD) y la fracción especial P4D1. Ambas sustancias retardan el deterioro y la mutación celular y son por lo tanto útiles para el tratamiento de enfermedades degenerativas y para revertir el envejecimiento.

La P4D1 trabaja estimulando la renovación del ADN/ARN y también tiene propiedades antiinflamatorias excepcionales, más potentes que la cortisona. Esto explica en parte la acción curativa notable que se ha atestiguado en casos de artritis y de condiciones inflamatorias en general, con la ventaja añadida de no tener ningún tipo de efecto secundario o toxicidad.

La SOD es la enzima de las células sanas -ausente por completo en las células cancerosas- que las protege contra los “radicales libres” altamente destructivos formados cuando la radiación,  los productos repletos de químicos, el aire contaminado y otras toxinas dañan el cuerpo.

La estructura del carbohidrato del pasto de cereal tiene gran valor. Al igual que en algunas microalgas, contiene cantidades grandes de MPs (mucopolisacáridos). Estos MPs tienen la capacidad de fortalecer todos los tejidos del cuerpo -incluyendo los del corazón y las arterias-, disminuyen la grasa en sangre y reducen las inflamaciones.

Por lo tanto, los pastos de cereal contienen propiedades antiinflamatorias al menos en tres dimensiones biológicas: clorofila, P4D1 y MPs.

 

Propiedades y aplicaciones.

Según Paul Pitchford, comparado con la espirulina y la clorela, el pasto de cereal es el más enfriador y más rápido para eliminar las toxinas del cuerpo; aunque menos enfriador y purificador que las microalgas verdeazules silvestres. Sus propiedades digestivas de alta potencia ayudan a personas con excesos de hígado, con una digestión lenta e inflamaciones gastrointestinales.

Aplicaciones específicas medicinales: los pastos de cereal se han incluido en el tratamiento de artritis, moretones*, quemaduras*, cáncer, estreñimiento, enfisema, gangrena*, sarpullido por el veneno de roble*, reumatismo y heridas*.

Para las condiciones externas mencionadas arriba (*), aplíquese en el área afectada: el jugo de pasto de cereal directamente o un paño empapado en el jugo o bien una cataplasma del jugo en forma de pulpa. La sanación se acelera cuando también se ingiere.

Aplicaciones medicinales más recientes incluyen el pasto de cereal en los tratamientos para la hipertensión, exceso de colesterol, anemia, úlcera péptica, hepatitis, obesidad, diabetes, hipoglucemia, fatiga, hemorroides, prostatitis, molestias del síndrome premenstrual, debilidad muscular, así como toxicidad por plomo, mercurio y otros metales pesados.

Dosis: El jugo de pasto de cereal es muy concentrado; apenas 30 gramos tienen valor terapéutico y no deben ingerirse más de 60 gramos a la vez (una cantidad superior no es tóxica pero no incrementa su efectividad). Debe ser ensalivado completamente antes de tragarse. Como manera preventiva y para un restablecimiento gradual, para suplirnos de nutrientes adicionales y para contrarrestar los efectos tóxicos de los alimentos y del medio ambiente, ingiera una vez al día pasto de cereal; para condiciones de enfermedad ingiéralo dos o tres veces al día.

 

Ann Wigmore, que fue la primera persona en investigar y promover el Wheatgrass o jugo de pasto de trigo, probó los grandes beneficios que este alimento nos ofrece, de entre los cuales destacamos:

– Purifica y limpia la sangre. Alcaliniza y desintoxica.

– Reestructura la sangre y tiene un gran efecto sobre el sistema circulatorio y el suministro de oxígeno. La clorofila que contienen los pastos de cereal y la hemoglobina (glóbulos rojos) son molecularmente similares. La única diferencia real es que el elemento central de la clorofila es magnesio y de la hemoglobina es hierro. La clorofila tiene la habilidad de descomponer el dióxido de carbono venenoso y la liberación de oxígeno libre. Esto inhibe y reduce la acción de bacterias anaerobias (una enfermedad que producen micro-organismos). Se ha demostrado que el consumo de jugo de pasto de cereal produce glóbulos rojos rápidamente después de su ingestión. Se normaliza la presión arterial alta y estimula el crecimiento de células sanas del tejido.

– Es antibacteriano y antiviral.

– Nutre el cerebro y el sistema inmunológico.

– Regula el metabolismo.

– Previene las enfermedades degenerativas.

– Limpia y purifica los intestinos. Después de un enema, el jugo de pasto de cereal es excelente para la curación y desintoxicación de las paredes del colon, así como la depuración de los órganos internos. Es excelente en casos de estreñimiento en mantener los intestinos activos.

– Drena el sistema linfático, llevándose las toxinas del cuerpo.

– Aumenta las células sanas y previene los cabellos grises. Ayuda a superar la caspa -frote el jugo en el cuero cabelludo, espere diez minutos, lave con champú y enjuague-.

– Protege la dentadura y alivia el dolor dental. Manteniendo el jugo un rato en la boca se previene la caries dental, se alivia el dolor de garganta y calma un dolor de muelas.

– Previene y elimina la candidiasis. Poniendo la pulpa o el jugo de Wheatgrass en la vagina alivia las molestias por candidiasis.

– Reduce la obesidad.

– Reduce la tendencia adictiva.

– Mejora el aliento.

– Reduce la psoriasis y las manchas de envejecimiento y frena la aparición de arrugas en la piel. También tiene efectos beneficiosos sobre los capilares.

– Puede ser utilizado como un esterilizador de agua y para limpiar las verduras de residuos tóxicos.

 

La vitalidad que se obtiene a partir de un zumo de 6 cl. de pasto de trigo es equivalente al valor nutricional de alrededor de dos kilos de vegetales verdes orgánicos en contenido de vitaminas y minerales. En un estómago vacío, este sorbete verde es asimilado a la sangre en unos 20 minutos. La vitalidad se mantiene durante todo el día.

 

El cultivo del pasto de trigo.

1. Poner las semillas de trigo de remojo toda una noche (entre 6 y 12 horas) y dejarlas germinar un poco, sólo hasta cuando empiecen brotar.

2. Poner tierra orgánica fertilizadas de forma natural, como el humus que se encuentra en los bosques, en una bandeja de unos 2-5 cm. de profundidad (las bandejas de plástico de hostelería son idóneas).

3. Aclarar bien las semillas de trigo y las esparcimos sobre la tierra. Regarlas con un pulverizador, con moderación.

4. Cubrir con un centímetro de tierra por encima.

5. Lo tapamos con una tapa y lo dejamos tapado hasta que el brote tenga tres cm.

6. Destapar y poner al sol hasta que el pasto llegue a 12-15 cm.

7. Cosechar con un cuchillo afilado, cortando lo más cerca posible de las raíces, pero sin llevarse tierra con las plantas. Después del primer corte, el pasto se deja crecer nuevamente para obtener dos cosechas más.

Si al cuarto día descubre que la bandeja tiene un moho azul-verdoso, es probable que haya utilizado malas semillas o que se haya excedido con el agua. Deseche entonces la cosecha e inténtelo otra vez con nuevas semillas y disminuyendo el agua del riego.

La temperatura ideal está entre los 18ºC y los 25ºC; las plantas estarán a punto en menor tiempo si hace calor (cinco días) o en más si hace frío.

En la primera o segunda ocasión de riego agregue al agua una cucharada de alga kelp en polvo, para proporcionarle oligoelementos y yodo a su cosecha.

Mantenga húmeda la tierra, sin que se convierta en barro. En caso de que se reseque intente recuperar la cosecha humedeciendo la tierra y cuidando que no se seque de nuevo en los siguientes días.

 

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”

Hipócrates

Anuncios

Acerca de nat4nat

Estoy haciendo un blog sobre Alimentación Consciente. Se trata de aunar y clarificar las distintas corrientes de alimentación sana. De manera que puedas conseguir de una manera sencilla "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" (Hipócrates). Es un espacio abierto a la participación de todos.
Esta entrada fue publicada en Alimentos saludables, Alimentos vivos, Información para una alimentación consciente, Propiedades terapéuticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s